Factores de Crecimiento o PPR

¿Qué son?

Los factores de crecimiento o PPR son proteínas que se encuentran en nuestra sangre y tienen una función muy importante en la curación de lesiones.

Al colocar factores de crecimiento directamente al foco de lesión, se acelera y mejora el proceso de regeneración celular, lo que conlleva una disminución del tiempo de recuperación de las lesiones.

 

¿Por qué se utiliza?

El PRP se puede utilizar en cualquier tejido lesionado:

En artrosis y desgaste de cartílago de cualquier localización.

En tendinitis agudas o crónicas para curarles o disminuir el tiempo de recuperación. Esta opción se está aplicando junto con el trabajo del fisioterapeuta en los deportistas de élite para disminuir los tiempos de curación de:

  • Lesiones muscular.
  • Fracturas.
  • Lesiones de cartílago.
    Además, se utiliza para disminuir el dolor en procesos artrósicos o músculo-tendinoso que no responden a los tratamientos habituales.

También se aplica en pacientes tributarios de prótesis de cualquier articulación o en intervenciones quirúrgicas músculo-tendinosas, tanto para retrasar la intervención, como para tener una mejor respuesta al tratamiento quirúrgico.

 

Cómo se obtienen los factores de crecimiento?

Para obtenerlos se utiliza una extracción de sangre (10ml) del paciente que se centrifuga para separar las plaquetas del resto de células.

Por cada 10ml de extracción de sangre extraída, aproximadamente de 4 a 5 se plasma rico en factores de crecimiento.

 

¿Qué pasa después de la aplicación de factores de crecimiento?

El paciente puede hacer vida normal, sin ningún tipo de dolor post-aplicación.

 

¿Qué tiempo se necesita y donde se realiza?

Se realiza a consulta con un tiempo aproximado de 30 minutos.

 

Complicaciones y intolerancias?

No existe ningún tipo de reacción alérgica o incompatibilidad.

Se puede aplicar siempre a cualquier paciente, afecto, de enfermedades previas.

Sin contraindicación.